Psicoterapia Grupal

Tras finalizar el curso de Psikes, en el supuesto de que sea necesario, la Persona continuará su proceso psicoterapéutico en este espacio de psicoterapia de grupo, dónde podrá avanzar semana a semana hacia su objetivo.

Primero se evalua lo que se necesita resolver y seguidamente se hace un contrato psicoterapéutico entre el Cliente y el Psicoterapeuta dónde queda explícito el objetivo a lograr, cómo contribuirá cada uno para que se logre, y cómo podrán comprobar tanto uno como el otro que el objetivo ha sido logrado. Con el contrato detallado pero no logrado, se empieza a trabajar tal y cómo indica el contrato para lograr el objetivo propuesto inicialmente.

Esta práctica psicoterapéutica de grupo, en realidad es una práctica individual en presencia de un grupo, porque así la persona se beneficia de ver los resultados de las otras personas que componen su grupo, aportando así una riqueza adicional que acelera el resultado del tratamiento individual.

Los procesos psicoterapéuticos de Miroia se diferencian del resto en cuanto a resultados y autonomía del Cliente, puesto que se trabaja por ambas partes (Cliente y Psicoterapeuta) para conseguir el objetivo del contrato psicoterapéutico. Es obvio, que el trato es de máximo respeto, humano, próximo, de seriedad y confidencialidad.

1