Psicoterapia

Se define la “infertilidad” en el ámbito clínico como la incapacidad para engendrar hijos tras un largo periodo, de 1 a 2 años, manteniendo relaciones sexuales sin protección. Infertilidad no es sinónimo de “esterilidad” la cual se refiere a la imposibilidad absoluta para concebir.

Actualmente la investigación sobre el tema ha evidenciado que los procesos de estrés, ansiedad y depresión se asocian con una menor posibilidad de concebir (infertilidad).

De hecho, las situaciones crónicas y prolongadas de estrés pueden afectar al sistema endocrino: la glándula pituitaria segrega prolactina, que inhibe la actividad reproductora, disminuye la cantidad de estrógenos y genera una menor probabilidad de ovulación, la progesterona detiene también la maduración de las paredes uterinas impidiendo incluso el probable implante del embrión.

En definitiva, en la mayoría de casos de infertilidad con causa desconocida es muy probable que los factores psicológicos tengan un peso muy importante.

También sucede a la inversa: un problema de infertilidad fisiológica puede desencadenar graves problemas de ansiedad y depresión, y problemas de pareja que necesiten atención psicológica.

También se ha demostrado que la reducción de estos síntomas de estrés, ansiedad, etc, suele aumentar las posibilidades de concebir y mejora también la adaptación en los programas de reproducción asistida.

Aquellas parejas que tienen un mejor ajuste personal, de pareja y social, son los que mejores resultados y mayor satisfacción obtienen en los programas de reproducción asistida. Dicho con otras palabras, los porcentajes de éxito se incrementan en aquellas parejas que han aprendido a manejar adecuadamente su problemática: son más activos y positivos, mantienen una sensación de control sobre su problema y el tratamiento, etc.

El apoyo psicológico puede ayudar a tener más éxito en los tratamientos de reproducción asistida, disminuyendo el estrés y la depresión, promoviendo que las parejas aumenten el número de ciclos, etc.

Si experimentáis angustia, desesperanza, etc, tras haberos sometido a tratamientos fallidos de reproducción asistida, o bien os iniciáis en este proceso y deseáis incrementar vuestras probabilidades de éxito, si os sentís vulnerables ante vuestra problemática y el tratamiento, si aparecen toda clase de emociones de culpa, desesperación, abatimiento, etc, y no sentís el aplomo necesario para hacer frente a esta dificultad, podéis solicitar ayuda psicológica, individual o en pareja a través del formulario de contacto o al teléfono 93 780 76 98 / 603 305 701.