Diez razones para vivir necesariamente un parto feliz

 

Ha llegado el día!

Con muchas ganas y algunos nervios os acercáis al hospital para vivir uno de los momentos más especiales (sino el más especial) de vuestras vidas: el día en que pondréis cara a vuestro bebé.

 

Y es importante que afrontéis este momento con la mayor tranquilidad y naturalidad posible, para mantener los niveles de oxitocina elevados. La oxitocina ayudará a la madre a sobrellevar mejor el dolor y a crear ese vínculo tan íntimo y necesario con el recién nacido.

 

1. Es uno de los momentos más especiales en la vida de la pareja: sé consciente de cada momento y vívelo intensamente.

2. La actitud con la que afrontamos los cambios en la vida es vital, por eso es indispensable disipar las dudas y los miedos al parto. Infórmate, pregunta, busca aquello que necesitas, pues eso hará que te enfrentes al momento mucho más preparada.

3. El hecho de tener un parto feliz te ayudará a establecer un vínculo fuerte y sano con tu bebé: cuanto mejor te encuentres después del parto, más fácil será poder atender a las necesidades de apego y cuidado de tu bebé.

4. Si el parto no ha sido como imaginabas, si ha habido algún aspecto que te ha producido malestar, o emocionalmente no te encuentras bien inevitablemente influirá en tu relación con el bebé.

5. Porque desde ese mismo momento se empieza a construir un universo familiar único, unas relaciones y afectos que perdurarán a lo largo del tiempo.

6. Porque el mejor regalo que le puedes hacer a tu bebé es recibirlo en un entorno cariñoso, y feliz.

7. Porque las cosas importantes se deben cuidar.

8. Porque tú y tu bebé os merecéis disfrutar de ese momento.

9. Porque el parto es la entrada a un mundo por descubrir, lleno de aprendizajes y emociones nuevas.

10. Porque el parto es la entrada a una nueva vida, juntos.

 

Celia Castillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *